• Asesoría Solicitada en Borde Costero Santo Domingo y Humedal Yali – Chile

    enero 5, 2015
  • Razones de preferencia deportiva por el tramo final del sector playero (Punta Toro)
     
    Este régimen de vientos es mayor al común existente en el borde costero del litoral central, las condiciones locales hacen que en el sector se forme un canal potente de viento con velocidades de hasta 10 nudos, que favorece significativamente las actividades deportivas que utilizan este elemento como factor esencial para la práctica de los deportes náuticos.  A su vez este lugar es de alta preferencia por Pescadores Deportivos que lo califican como privilegiado en la zona y por lo distante que esta y por el equipo que transportan, deben recurrir necesariamente a trasladarse en vehículos livianos del tipo FWD, apropiados para el desplazamiento en arena. (Fig. 8)
  • En lo que al trayecto costero se refiere aparte del humedal, en este estudio se observó aves de varias especies predominando gaviotas, chorlos, playeros y pelícanos, estos últimos muy abundantes.   Con el paso de los vehículos las aves vuelan por un rato y regresan a un lugar cercano, continuando con sus actividades. Esto resulta especialmente significativo en el caso de los pelícanos que en este viaje se contaban en número cercano a medio centenar apostados en la playa. El paso de los vehículos los hizo emprender el vuelo pausadamente, hacer un giro adentrándose unos 20-30 metros hacia el norte en el mar, a una altura de 15-20 metros, para luego regresar y volver a posarse en el sitio original. A juzgar por su reacción natural, parecen estar acostumbrados a este tipo de distractores, que también pueden ser provocadas por un visitante a pie y no parecen producir mayor efecto en este grupo de aves.
  • Motos (Exclusión de Importancia)
    Capítulo aparte y fuera de toda clasificación, lo constituyen las motos,  que independiente de los sistemas que usen o puedan usar para silenciar sus máquinas no lo logran,   y el agravante principal se advierte en que la mayoría de sus conductores se desplazan en una actitud destructiva y desafiante al entorno,  con atrevidas cabriolas realizadas en dunas y cercanías a los humedales que esta contrapuesto al cuidado de la naturaleza que se sostiene en este estudio y que no amerita defensa imaginable, ni consideración alguna.