• Asesoría Solicitada en Borde Costero Santo Domingo y Humedal Yali – Chile

    enero 5, 2015
  • Consideraciones acerca de la protección y conservación de la Avifauna
     
     
    El Humedal El Yali, tiene una extensión aproximada de 11.000 ha, de las cuales el sector playero en conflicto o Laguna Albufera, es considerada la franja de 3-5 Km. de largo por 300 metros de ancho que alcanza las 90 ha, según el mapa de referencia, es decir solo un 0.78 %, no alcanzando el 1% de su extensión total, el sector frontal que se cuestiona (Fig. 9).
  • Figura 10: Borde Oeste de la Laguna Albufera, carente de vegetación.
    Se argumenta que pudiera producirse distracciones a las aves con el ocasional tránsito de vehículos por el sector y que pudiera interferir en los procesos de nidificación de las aves de la laguna. Esta afirmación es controvertida y escasamente probable, dado que en el costado Oeste del humedal (inmediato a playa) no presenta opción alguna para al anidamiento, ya que el suelo de ese punto es mayoritariamente Limo o cienigo (Fig. 10) tiene escasa vegetación, elemento que es indispensable para la nidificación de las aves que buscan de preferencia la vegetación palustre (Abundante vegetación pantanal, juncos, bambúes, achiras, totoras etc.) como soporte para  sus nidos o refugio contra predadores, situación que se observa más favorable hacia el interior del humedal.
     
    Por otra parte, el tránsito vehicular que compete en el presente informe, no pretende hacer ingreso, ni aproximación, ni detención en el borde de la laguna Yali, ni menos ser lugar de campamento, sino que solo se propende a tener el hilo de continuación de la línea costera que acceda al sector de Punta Toro, que es el lugar de bondades de la naturaleza que definen los deportistas solicitantes. Se descartan en gran medida fuentes intencionales  de contaminación antrópica del sector de playa, ya que los usuarios del borde costero los deportistas que han sido individualizados y empadronados, manifiestan un claro compromiso con el cuidado medio ambiental que con entusiasmo declaran haber asumido e  internalizado su importancia  y están conscientes del menoscabo que puede causar el abandono de basura o elementos de deshecho en el lugar, de manera tal que existe la positiva disposición de protección al entorno en su paso por el sector. Siendo este un compromiso vitalicio de su parte.