• Uso de Luces Diurnas en Vehículos

    mayo 2, 2017
  • Uso de luces diurnas
    Transcurrida una década desde que se impusiera en nuestro país la obligatoriedad de Circulación vehicular con Luces encendidas en el día, hemos seguido la evolución de esta medida y  las distintas opiniones de, si deba o no usarse luces en tránsito diurno en los vehículos, llegando a la conclusión que lamentablemente es de relativa efectividad, que no corresponde a nuestra realidad y que de mantenerse debería ser optativa.
     
    Al respecto nos permitimos aportar algunos antecedentes de los cuales disponemos por nuestra actividad  en la SOCIEDAD CIENTIFICA DE CHILE, institución de investigación  multidisciplinaria.
     
    1.- El usar luces en el día, ha sido impuesto en países cuyo clima es mayoritariamente brumoso y de visibilidad dificultosa gran parte del año.
     
    2.- Los antecedentes señalan principalmente a los países nórdicos y escandinavos, donde la inclemencia climática es de todos conocidos.
     
    3.- No se justifica en nuestro país que no tiene esta problemática,  el uso de focos a plena luz del día, y cuando es menester, todo el mundo entiende su necesidad y uso, por criterio inteligente y conveniencia y no por obligatoriedad.
     
    4.- Resulta inoficioso dar a entender que en un día de sol radiante o de claridad total, se haga necesario circular a luz encendida para detectar un vehículo en circulación.
     
    5.- Como contrapartida se pierde la gran utilidad que aporta   - la señal de luces rápidas – que permite generalmente advertir y prevenir adelantamientos peligrosos o maniobras inconvenientes de vehículos en sentido contrario.
     
    6.- Del mismo modo es absolutamente innecesario el desplazamiento con luz encendida en carreteras de doble circulación, en las cuales la exigencia legal de construcción es que deban estar con una conveniente separación de barreras de metal, que proporcionan la separación y seguridad del desplazamiento en ambos sentidos. Un simple ejemplo un desplazamiento de Santiago a La Serena  son aproximadamente medio millar de kilómetros y no se justifica ese tránsito a luz encendida si todo ese tramo es doble via y esta con la debida separación. Lo que hace pensar además, que el cursar infracciones de tránsito en situaciones como la descrita, resulta un tanto inconsecuente con la ciudadanía.
     
    7.- Las estadísticas señalan que el mayor porcentaje de los accidentes se registran en horario nocturno o de madrugada, lo que indica que la problemática de luces no esta afectada por no encenderlas en el día, sino por encenderlas adecuadamente y en correcto estado de funcionamiento de noche.
     
    Finalmente, nuestra sugerencia es que esta modalidad sea optativa sin constituir una falta a la reglamentación del tránsito o infracción. Reiteramos que un aporte a la disminución de accidentes, no pasa por emular costumbres de otros países que tienen distinta realidad, sino que con sentido práctico enfrentar la nuestra. Chile ha dado muestras concretas de un buen manejo en la mayoría de sus ámbitos y organización.  
     
    Sociedad Científica de Chile